Oscar Varsasky

“Premio Oscar Varsavsky” a la trayectoria más destacada en el campo CTS en América Latina

Oscar Varsavsky nació en Buenos Aires el 18 de enero de 1920.

Ha sido uno de los pensadores más originales y un pionero en considerar cuestiones relacionadas con la ciencia y la tecnología en América Latina, así como las relaciones entre centros y periferias.

Realizó la propuesta de una “ciencia politizada”, la negación de la disociación entre el pensamiento científico y el político, y especialmente la crítica del mito de la “ciencia universal”. Según él, los investigadores de los países subdesarrollados llegan a generar una “dependencia cultural total”. Casi como hablando de hoy, Varsavsky habla del problema de los papers, la alienación de los investigadores, el modo en que se definen las agendas de investigación, el papel de los recursos económicos para la investigación científica, etc. la epistemología tanto como la sociopolítica.

Consideraba que los aspectos esenciales del conocimiento –de toda época- no son lo suficientemente difíciles como para escapar a la comprensión de las grandes mayorías. Creía en la necesidad de pensar las actividades humanas en función de su aporte a la construcción efectiva de una sociedad cuyas características se hubieren definido previamente (plano de la política).

Realizó una fuerte crítica a las normas que rigen el desarrollo de las ciencias. Opinaba que la obsesión por los métodos cuantitativos encubre, en la ilusión de la libertad de investigación, un mecanismo que garantiza la sujeción del científico a las estrategias de expansión del capital y las leyes del mercado. Estas ideas fueron su punto de partida para aspirar a una ciencia realmente más libre de los condicionamientos económicos. Publicaciones como Ciencia, Política y Cientificismo; Hacia una Política Científica Nacional y Marco Histórico Constructivo para Estilos Sociales, Proyectos Nacionales y sus Estrategias reflejan el vigor de sus ideas.

La elección de estos tres nombres es una opción deliberada de la Asociación para honrar, al mismo tiempo, a algunos de quienes sentaron las bases para pensar las relaciones “ciencia-tecnología y sociedad” en nuestra Región. Roche, Herrera y Varsavsky, como muchos otros, no sólo fueron intelectuales brillantes, sino que estaban, al mismo tiempo, profundamente comprometidos con el futuro de América Latina y, en particular, con un desarrollo socialmente más justo, que incluya a muchos de quienes, aún hoy, siguen siendo marginados por nuestras sociedades.